• Laura A. Estrada

COLABORACIÓN ENTRE EMPRESARIOS: SUMANDO Y CREANDO

Actualizado: jul 24

Indudablemente, los mexicanos hacemos esfuerzos de todos los tamaños buscando colaborar para lograr objetivos, sin embargo la historia se cuenta sola. Desde hace años he pertenecido, personalmente y a través de mi empresa, a cámaras de comercio, asociaciones tecnológicas, comerciales o empresariales, en donde he encontrado gente muy valiosa que desean transformar profundamente el tejido social para mejorar la calidad de vida de empresas y colaboradores. Sin embargo, las propuestas terminan, en todos los casos, siendo un poco de lo mismo, gente encontrando un poco de poder que se pierde en el mismo y entonces entorpece el crecimiento o fraccionan equipos de trabajo o se vuelve ciega ante las necesidades de los demás.


Sin embargo, también reconozco que en este país, la colaboración franca, abierta e incluyente se despierta en las catástrofes como terremotos, inundaciones, deslaves o explosiones, sabemos que es posible lograr la cohesión para lograr objetivos en conjunto.


En este momento en donde estamos buscando caminos para darle continuidad a nuestros negocios, en donde vemos como el desempleo aumenta todos los días y en donde aparentemente la incertidumbre es el común denominador, es cuando la palabra colaboración va adquiriendo un nuevo significado que nos permite crear espacios de oportunidades que antes no nos hubiéramos permitido.

Entonces se me viene la cabeza la pregunta ¿porqué no hacemos de la colaboración una forma de vida que impacte en todos los sentidos? ¿porqué no hago de la colaboración una forma de vida que impacte en mi y en todo mi contexto?

Al verme ante esta pregunta me doy cuenta de que no aprendí a hacerlo, que mi educación en la casa, en la escuela, en las empresas en donde he laborado y la que se desprende del gobierno, me ha llevado a ocuparme de mi misma y que solo en casos extremos (como esta pandemia Covid-19) se colabora y siempre hasta cierto punto.


Esta reflexión me llevo a la comprensión de mi misma, de mi empresa y de mis colaboradores, amigos y familia. Me di la enorme oportunidad de reaprender, de elegir en que creer y como, y principalmente de elegir una nueva manera de ver las cosas.


Hoy soy una empresaria que participa en asociaciones, fundaciones y comunidades y tengo un enorme deseo de elevar el parámetro de colaboración en cada escenario que toque.


Quiero compartirte que estoy reaprendiendo para lograrlo. La vida, que siempre me da regalos, me permitió escuchar a una gran amiga, ella estudia su doctorado en investigación y ha creado una metodología basada en la transformación profunda de nuestra percepción en la aplicación de la palabra colaborar.


La definición de colaboración es: Proceso de dos o más personas u organizaciones que trabajan juntas para alcanzar una meta.


¿Que tal si sumamos a esta definición palabras como compromiso, entrega y beneficio común? 


Hoy que nos enfrentamos a esta pandemia en donde todos estamos en busca de alternativas que nos permitan mejorar nuestra vida en todos los sentidos, mi propuesta para empresarias y empresarios es que sumemos esfuerzos que nos lleven a crear nuevas oportunidades en cada espacio, lugar o escenario en donde estemos. Vamos uniendo habilidades, experiencia y capital relacional.


Agradezco a las muchas empresarias y empresarios que se suman en este esfuerzo conjunto en donde el resultado está ya siendo una comunidad empresarial fortalecida y disruptiva.


Hemos creado ALESCA ACADEMY https://www.alesca.com.mx/AlescaAcademy en donde podrás encontrar más información acerca de este tema y mucho contenido adicional que te permitirá conocer, de una manera sencilla, las oportunidades de Transformación Digital para tu empresa.

115 vistas

CONTÁCTANOS

  • LinkedIn - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
@AlescaProductividad

VISÍTANOS

Tel. (52) 33.1201.5900

Edificio Esfera II, Amado Nervo 2200, 

Guadalajara, JAL  45050

¿CÓMO TE AYUDAMOS?